Seamos felices y no borregos

  He llegado a la conclusión de que la única forma de ser feliz es alcanzando un estado en el que uno está en paz consigo mismo. Las únicas luchas que deberíamos tener son con nosotros mismos en nuestro interior, esas luchas son las que nos hacen saber quiénes somos y qué está bien o mal para nosotros. No deberíamos perder el tiempo dando explicaciones o excusas a otras personas, ya que como dice el dicho "nunca llueve a gusto de todos" y tu lluvia solo debe gustarte a ti, lo que opine el resto son solo eso: opiniones.   
Eres feliz cuando eres capaz de hacer tu vida como tú mismo deseas, sin importarte lo que piensen los demás, sin prejuicios, sin miedos, y con la certeza de que te equivocarás varias veces hasta hallar el camino correcto, el que tú decidas que es tu camino correcto. Sabiendo que todos esos caminos que tomas en tu vida son experiencias y que si pones todo tu amor en ellas siempre serán buenas y constructivas.  
  Si tienes una meta a la que llegar, a la que deseas que te lleven esos caminos mejor. Pero si no la tienes aún no pasa nada, (de hecho descubrir tus metas es una de las partes más divertidas de la vida) mientras sigas andando y viviendo cada momento de tu vida con armonía y amor en tu corazón. 
  Viviendo en una sociedad en la que se le da más importancia y más difusión a las desgracias que a los acontecimientos dichosos creo que es hora de empezar a cambiar nuestra mentalidad. Por supuesto ese cambio debe empezar dentro de cada uno de nosotros, no podemos pretender cambiar el mundo sin antes cambiar nuestra forma de verlo y actuar en este mundo vivimos y creamos. 
  Las comparaciones son odiosas, por eso no las haré, además cada cultura tiene sus puntos buenos y otros no tan buenos. Pero lo que sí recomiendo encarecidamente  es molestarse en conocer diferentes culturas, y no por compararlas entre sí, sino para que cambiemos nuestra forma de actuar respecto a ciertas cosas que quizás antes ni sabíamos que existiera otra manera de hacerlas. Al fin y al cabo el conocimiento es lo que nos hace libres, y por lo tanto conocer otras formas de pensar y actuar nos hará preguntarnos que hacemos bien y que hacemos mal. 

Category:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores